viernes, 18 de enero de 2008

yo, fotografía

Es difícil hablar de mi, sin hablar de la fotografía, mi pasión, mi droga. La que me permite mostrar mi realidad, establecer una comunicación entre ella, yo y el resto del mundo. Me apasiona, fascina, me sube a los mas alto, y en ocasiones me catapulta al abismo. Mi extasis y mi verdugo. Necesito la dosis, y cuando me falta sufro el síndrome de abstinencia.

Estoy colgada, de un hilo, en el cuarto de baño, yo, soy en blanco y negro.